Inicio Columna Naderías Totales: Presupuesto y equipo jurídico contra las Fake News

Naderías Totales: Presupuesto y equipo jurídico contra las Fake News

Compartir

Por Luciano Núñez

Cancún fue blanco ayer de una potente Fake News, cuyo contenido fue compartido por cerca de 20 mil usuarios de redes sociales. No es ya novedoso hablar de las noticias falsas, pero es necesario contenerlas. Días pasados, en Bruselas se habló seriamente de la importancia de destinar -como gobierno- un presupuesto para contrarrestarlas, porque han comprobado que el impacto no ha sido menor. Sobre todo ante la andanada rusa en el ciberespacio, que incluso, podría haber incidido en el pasado proceso electoral de Estados Unidos. Hay quienes ya lo afirman.

Desde este espacio hemos ya hablado del tema, y ¿por qué es importante destinar presupuesto?, porque es un fenómeno nuevo que requiere una operación compleja y, a veces, de gran escala, esto, dependiendo del daño que cause el bulo.

¿Qué hacer?

En el caso de Cancún, que es una marca mundialmente conocida, el daño incide directamente en los índices de turistas que arriban y la consecuente derrama económica. ¿Qué se puede hacer frente a un fenómeno global como este?, en principio, estar preparados.

El Congreso del Estado podría tomar esta lectura y avanzar en este tema que no es menor, ¿por qué?, porque causan daño; es una discusión nueva y está ya en la agenda de primer mundo. Sin dudas, esta problemática requiere un equipo jurídico, enlaces con Google, la plataforma donde están anclados estos sitios, y recursos para inyectar sobre todo en los países donde la noticia falsa permea más; no tiene mucho caso invertir recursos en donde el problema no está.

¿Qué las hace efectivas?

Ahora bien, ¿por qué tienen tanto efecto las Fake News?: Primero, porque están hechas por profesionales, y segundo, porque si no se atajan, arrasan.

Hace unos años leí un libro donde se explicaba la estructura de la leyenda urbana, esa que circulaba de boca en boca y que llegó a ser la Fake News de otras épocas: básicamente se apoyan en parcialidades de la realidad, es decir, tienen un pequeño componente de verosimilitud; en este caso de Cancún, un hecho real pero que ocurrió en otra parte del mundo; suma un componente asombroso (muerte de niños) -de ahí la rápida propagación y se convierten en virales; luego entonces, esa base suma elementos que hacen narrativamente poderosa la circulación de la noticia falsa, al menos para quienes no tienen suficiente información.

Sería interesante ver un debate en el Congreso del Estado y también desde el propio gobierno de Quintana Roo, para poner al menos en agenda el qué hacer frente a los bulos que atacan las marcas, en un tiempo de competencia, donde la ciudadanía ha optado mayoritariamente por informarse a través de los medios digitales.

Paul Holmes, fundador y presidente de The Holmes Group y especialista en relaciones públicas, recomienda.

1.- Tener un plan de crisis para responder a una fake news.

2.- Trabajar con redes sociales legítimas para combatir o prevenir las noticias falsas.

3.- Construir puentes con organizaciones, especialmente con periodistas, que les interese el asunto o tengan tanto que perder con la crisis.

4.- Enseñar a los niños, y en general a las personas, a ser críticos sobre el contenido que consumen.

5.- Generar campañas para promover el pensamiento crítico.

6.- Promover el entendimiento científico y la curiosidad.

7.- Ser honestos y no manipular a las personas.

Por Luciano Núñez (*)

(*) Es life coach, técnico y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún. Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Dejar una respuesta