Inicio Columnas Naderías Totales | Miénteme mientras me besas: El Juego de Tronos que...

Naderías Totales | Miénteme mientras me besas: El Juego de Tronos que viene

Compartir

Por Luciano Núñez

Las toma de protesta son, esencialmente, el discurso de los mandatarios que asumen; y ayer, se dieron las 11 de los municipios que conforman el estado de Quintana Roo. Si podemos apelar a las matemáticas, el factor común fueron las loas al gobernador, las buenas intenciones y las dulces promesas. Es por ello que se me vino a la mente un libro sobre entrevistas a artistas de Javier Menéndez Flores: Miénteme Mientras me Besas.

Por razones de no tener a la mano el libro, sólo puedo recordar lo mejor de lo que leí; y dicen que la cultura es lo que queda cuando uno olvida. Para no dar más vueltas, la esencia del título refiere a que, si bien sabemos que la mayoría de los políticos nos van a mentir, por lo menos háganlo dulcemente, piadosamente, con las formas que requiere una mentira blanca que todos alguna vez hemos cometido en el afán de evitar un mal mayor.

No es que desde este espacio se haga una apología de la mentira, sino más bien a las formas y las realidades que son cosas distintas. Algunos alcaldes han dicho no verdades, además, sin beso, para simplificar el asunto.

Servilismo y sumisión

Los discursos generados ayer, en su gran mayoría, apelan más al servilismo insensato y a la sumisión; cuando la verdadera razón de trabajar en conjunto entre gobiernos de diferentes banderas, es hacer alianza en beneficio de la gente y el lugar donde vivimos, donde diario transitamos y donde dejamos el sudor. Sabiendo que la autonomía plasmada en el artículo 115 permite la toma de decisiones de manera independiente, pareciera letra muerta.

Un ex presidente municipal de Benito Juárez, también dijo que no se iba a pelear con el gobernador, siendo de partidos diferentes. El anhelo terminó en caos y disputas cuyos costos pagamos todos. Tampoco se trata de amarrar navajas porque es un evento de fiesta democrática, sencillamente es poner los pies en la tierra y mirar el panorama en su conjunto. En cuanto a los gobiernos morenistas, lo cierto es que no sabemos qué dinámica venga con sus municipios, de autonomía o de desobediencia, de reto o de alianza, como ayer se vio en Solidaridad.  En ese sentido, sería sensato empezar a plasmar en un discurso verdaderas ideas políticas que animen acciones reales para el futuro del lugar donde vivimos, porque hasta ahora, hemos tenidos más mentiras que besos.

Juego de Tronos

Resultado de imagen para juego de tronos

En los próximos meses inicia un nuevo proceso electoral: sí, aunque Usted no lo crea habrá que salir a votar de nuevo, esta vez por los diputados locales que se renovarán. El escenario está totalmente cambiado: hay dos alcaldes del PRI, Juan Carrillo y Pedro Joaquín, una alcaldesa del Verde: Laura Fernández; 4 de la alianza de Morena: Mara Lezama en Cancún; Laura Beristain, Hernán Pastrana en Othón P. Blanco, Nivardo Mena, del PT, en Lázaro Cárdenas; Víctor Mas Tah, José Esquivel Vargas y Sofía Alcocer, del PRD; y Alexander Zetina, Nueva Alianza.

Este escenario es ideal para las alianzas, teniendo en cuenta que el Reino más grande es el de Morena en cuanto a presupuesto y extensión territorial. El que será el nuevo presidente, seguramente querrá tener la gubernatura para alguno de sus hombres o mujeres, a su vez, el gobernador deberá ir pensando en candidatos como jefe político: hasta ahora no los tiene y en el proceso pasado quedó en clara evidencia. Trabajar en posicionar hombres y mujeres con reales causas sociales será el reto para en extraño binomio PAN-PRD, que si volvemos a las matemáticas, el único aliado libre hasta ahora es el PRI, dado que el Verde está en abierta mancuerna con Morena.

Si el PRI quiere estar en la batalla, por naturaleza, debe cambiar su esqueleto, regresar a las trincheras y sumarse a los ejércitos que tengan posibilidades de ganar una contienda como la que se viene, que no es poca cosa: el control del Congreso y de las cuentas públicas.Tiene tres municipios para construir.

Ahí, los discursos con buenas intenciones quedan de lado, porque a la hora de hacer política, no bastan los discursos que mal disfrazan la realidad que viene. Para esa hora, la hora de los besos habrá acabado…

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

 

Dejar una respuesta