Inicio Columnas Naderías Totales | Los Infiltrados y el problema que viene para Mando...

Naderías Totales | Los Infiltrados y el problema que viene para Mando Único

Compartir

Por Luciano Núñez

The Departed (Los Infiltrados) es una logradísima película de Martin Scorsese protagonizada por grandes estrellas del cine como Leonardo DiCaprio y Matt Damon, Jack Nicholson, Vera Farmiga, Mark Wahlberg, Martin Sheen y Alec Baldwin. En este filme -que ganó los Oscar más importantes de la edición 79- el cineasta nos muestra cómo el crimen organizado permea las corporaciones y opera, siempre un paso adelante, para tener control de operativos y alertar a los de “su bando” de las acciones de las fuerzas de seguridad. En estas últimas semanas, Cancún entró en una situación compleja en materia de seguridad tras la insubordinación de la tropa y la decisión de la presidente municipal, Mara Lezama, de acelerar el proceso de Mando Único. Era un tema urgente. Y es la ruta que ha trazado el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y la que venía trabajando Carlos Joaquín González, algo que se consensó incluso en conferencia de prensa con los dos líderes de manera abierta. Hasta ese punto, todos en un solo proyecto.

Trabajo en alianza por primera vez

Resultado de imagen para remberto osorio chong

Según el círculo de Mara Lezama, las decisiones en materia de seguridad tienen esta vez la fortaleza de un trabajo que integra a los tres órdenes de gobierno, algo que dejó de lado el anterior (des) gobierno del Partido Verde, que encabezó Remberto Estrada, que prefirió mirar para otro lado mientras la ciudad se desangraba en balaceras. Incluso, en un momento álgido fue a buscar cobijo con la Secretaría de Gobernación, entonces a cargo de Miguel Osorio Chong. Prefirió la pugna y la tensión a la coordinación.  Tras el cambio de gobierno, las señales son más positivas en ese sentido: el Mando único es prioridad para los actores políticos.

Qué hacer con los rebeldes: el problema de Mando Único

Tras la rebelión de la tropa en Benito Juárez, el secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella, ya dejó muestras de que habrá mano dura para este grupo rebelde: en este caso, el plan debe contemplar que, purgas del pasado, fueron gérmenes para la proliferación de células de grupos violentos que nacen como consecuencia de estos actos. Se trata, en suma, de un tema complejo que deberá ser visto de manera integral y con una panorámica social, jurídica y estratégica. Mientras unos buscaron enconos políticos en el asunto, lo que ahora es urgente para Cancún es salir de la zona de alto riesgo para no transformarse en otra zona caliente del país. El número de muertes de los últimos dos años en Cancún (más de 650), sumadas al fenómeno del sargazo, en pocos años dejaría un saldo más que negativo para todos.

Carabineros de Chile  

En Chile (país de buenos vinos y grandes poetas) la policía única con los Carabineros ha sido una experiencia sumamente exitosa, pero cabe aclarar que esta institución data de 1927 y cuenta con un presupuesto que habla de la importancia que le da el estado a mantener la paz. El estado actual de las policías de México, obliga a probar una ruta diferente, después de que el senado impidiera en 2016 eliminar las policías municipales, las más vulneradas por el crimen y de menor confianza para los ciudadanos.

Aún con Mando Único no quiere decir que no habrá Infiltrados, pero al menos integraría una fuerza capaz de mantener un control que, en el estado actual de descomposición, es imposible para un municipio. Varias fuentes consultadas dan cuenta del tamaño del problema y sería un error trabajar en solitario cargando un peso tan grande. Aquí los egos políticos deben incendiarse para el bien común. Claro está, no será una decisión fácil para los alcaldes, como no lo fue para Mara ni lo será para los que restan, porque se trata también de un asunto de autonomías que no abonaron a la paz y que amenazan la vocación del estado que es el turismo. El mismo problema amenaza a Solidaridad donde la violencia no pierde paso a su vecino.

Ruido de elecciones

No hay dudas de que las elecciones de 2019 meterán ruido en esta marcha de hacer gobierno y hacerlo desde banderas diferentes: la película de la vida parece más compleja que las de celuloide; pero las circunstancias obligan a ceder a favor del bien común, entregando una confianza, en este caso al gobernador, para que tome las riendas en este asunto de prioridad extrema para la comunidad y el futuro del estado. Mientras tanto, como en Los Infiltrados, existirá una batalla que se librará a todo o nada por la paz.

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Dejar una respuesta