Inicio Columnas Naderías Totales | La lógica de rescatar el “Partido Joaquinista” y las...

Naderías Totales | La lógica de rescatar el “Partido Joaquinista” y las flaquezas del PAN-PRD

Compartir

Por Luciano Núñez

No es azaroso decir que un original siempre será mejor que cualquier copia. O, que es mejor empezar algo de nuevo que enmendar lo que mal funcional. Durante el proceso electoral en el que resultó ganador Carlos Joaquín González, un grupo de analistas políticos supo detectar que había un nuevo universo electoral: quienes no votarían por el PAN o el PRD, después de sus agendas de compromisos abiertos con el PRI, pero, que sin embargo, votaría por el que ahora es gobernador. Así surgió la idea de crear Confianza por Quintana Roo, en sus inicios configurado por el ex presidente municipal de Solidaridad, Miguel Ramón Martín Azueta, que en el proceso pasado quedó sepultado bajo la marea morenista en su intento de ser diputado federal. Hasta hace unas semanas, dicen desde el círculo de gobierno, que la idea del proceso electoral que viene en pocos meses, era jugar candidatos con el PAN-PRD, pero las viejas prácticas de los partidos dejaron pocas ganas de seguir en la negociación.

1) En PAN perdió de todas todas 2) El PRD representa muy poco y los problemas internos, como siempre, son mayúsculos.

Desdeñado antes por el PRD; ahora Roger Cáceres es presidente del partido Confianza por Quintana Roo.

 Resurrección

Fue así que resucitó en los últimos días la idea de darle un electroshock al partido Confianza por Quintana Roo, ahora presidido por Roger Cáceres Pascasio, a quien el PRD justamente le negó una regiduría en Benito Juárez en el pasado proceso. A esta altura, estos partidos que han perdido toda credibilidad en las urnas y en lo ideológico, se desmoronan frente al fenómeno de Morena, cuya cruzada comenzó justamente AMLO después de perder el proceso en 2012. Fue el año en el que vio cómo las miserias partidistas y decisiones de efímera conveniencia, jamás lo llevarían a la presidencia y decidió crear su propio partido que ahora gobernará México desde el 1 de diciembre.

Todo esto, sin perder lo que pasó en la interna del PAN, donde ganó Ricardo Anaya, que viene de perder las elecciones y tiene a Felipe Calderón, justamente, en campaña de crear su propio partido. En esa decisión, seguirá el camino de su némesis: AMLO.

¿Cómo empezar con el pie derecho? El partido deberá ante todo determinar por qué tiene su razón de ser, elegir el discurso, armar estructuras y salir a competir en la oferta variada y que no es poca. Lo que no es menor es que el enemigo a vencer es demasiado grande, poderoso y viene de una gran victoria: MORENA. Por lo pronto, esta  decisión, lanza un mensaje a los aliados del pasado que no aportan demasiado en el presente: una legislatura genuflexa liderada por el PAN y municipios que todavía no arrancan, como el de Felipe Carrillo Puerto. La reaparición de Miguel Ramón también le aporta un condimento especial a este nuevo escenario y lanza otro mensaje, donde la operación política es sumamente necesaria y, con todo y críticas, supo ver que depender de los partidos del pasado era darse un tiro en el pie. Desde este espacio se dijo semanas atrás que, si iban a entrar a la contienda, era urgente relanzar este instituto propio, algo que ya está en marcha para la batalla electoral que se avecina y será a todo o nada: la definición del Congreso está en juego.

Te puede interesar:

Naderías Totales | Excálibur y el partido joaquinista: Confianza por Quintana Roo

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Dejar una respuesta