Inicio Columnas Naderías Totales | La crisis e inseguridad de los 49 de Cancún;...

Naderías Totales | La crisis e inseguridad de los 49 de Cancún; “Despierta Cancún despierta…”

Compartir
Cancún a sus 49 años, en medio de una crisis de seguridad.

 

 

Por Luciano Núñez

 

Nadie está a salvo. Las historias de inseguridad corren como oscuros ríos subterráneos por toda la ciudad. Puedes estar en la colonia, cenando plácidamente en zonas más opulentas, en el cine, la violencia alcanza a todos por igual. Mientas Cancún cumplía 49 años el pasado 20 de abril, la ciudad acumulaba 151 ejecutados en lo que va del año. El paraíso que durante años fue un imán para habitantes de todo el mundo y de México, atraviesa una crisis de seguridad que llega a punto de cumplir medio siglo de vida. No es para menos: el destino ha sido una explosión de crecimiento con todo lo que ello implica. Pasó en pocos años de ser un campamento en medio de la selva llena de monos y jaguares, a tener cerca de un millón de habitantes en casi 50 años. Un crecimiento poblacional que tocó picos de 9 por ciento anual, a un sostenido 6 por ciento actualmente.

Cambio de dinámica delincuencial

El negocio de la delincuencia ha dejado de ser un asunto de guetos. Durante muchos años la ciudadanía ha convivido con una violencia que miraba de reojo, a lo lejos, pero que existía y se mantenía en grupos que disputaban las zonas de venta de drogas. Doña Lety al parecer encarnaba esa falsa paz.

Ahora la violencia se ha venido a buscar nuevos mercados. La semana pasada le tocó a los restaurantes. Los delincuentes ingresan a cara descubierta como si no existiera mañana ni amenaza de justicia. Incluso, en el intento de asalto de un restaurante de avenida Bonampak, dos ladrones fueron abatidos presuntamente por escoltas de Elvia Barba, la madre del ex alcalde de Cancún, Remberto Estrada Barba. Uno de ellos murió. Fue justamente durante el gobierno del Partido Verde cuando las ejecuciones pasaron de decenas a centenas. En el gobierno de Paul Carrillo (PRI) no superaban los dos dígitos, recuerda una fuente de su gobierno. Pero todo cambió desde 2017, cuando la cifra trepó a 226, y el año pasado, pasaron a 550. Durante el primer cuatrimestre de 2019 la cifra es de 153 y, si la proyección sigue así, serán más de 600.

Estrategia que todavía no llega a Cancún

En medio de esta violencia que pasa de ser asunto de grupos a asunto de sociedad civil, el gobierno federal ha retirado al 75 por ciento de sus fuerzas, principalmente policía. La estrategia federal está centrada en la Guardia Nacional que sería la que ponga orden en los estados más asolados. Sin embargo, existe el escollo del pago de dichas fuerzas; aunque AMLO ha anunciado que eliminará el pago de los estados y municipios por recibir seguridad, todavía no hay noticias de que se haya quitado de la iniciativa.

Panorama sombrío

El panorama del Cancún de los 49 años no es alentador; aunque las construcciones siguen, el cemento cubre más selvas y rodea cenotes, el coctel de sargazo, inseguridad y la eliminación de la promoción turística, tendrán impactos reales. Un grupo empresarial hotelero calculó que perdió doce millones de pesos en esta semana santa. Y de no atenderse estos asuntos tan claves para el desarrollo y la calidad de vida, el retroceso podría ser de mediano plazo. El sector turístico es demasiado sensible: como se evidenció durante la Influenza de 2009.

Llegadas y éxodos

La llegada de alrededor de 60 mil personas a Cancún mensualmente, es un indicador de que todavía crece desproporcionadamente; zona conurbada con Isla Mujeres, zona Sur (Guayacán y alrededores del Aeropuerto), ¿pero qué pasa con los que se van?

También es cierto que existe un silente éxodo de empresarios y ciudadanos que, básicamente, conforman el tejido social y son elemento fundamental de las instituciones que deben ser contrapeso de los gobiernos, sencillamente, no pocos se van. Esos grupos sociales -aseguran los especialistas-, han sido la fortaleza de Yucatán, el estado más seguro del país, donde se celebrará la Cumbre de los Premios Nobel. ¿Qué deberá pasar en Cancún para que el gobierno federal voltee a ver sus achaques de apenas 49 años? Está claro que el problema mayúsculo no puede ser atendido por policías municipales: existe una desproporción de número y armamento.

Nadie podía pensar en los años dorados de Acapulco que acabaría siendo lo que es hoy. ¿Acaso sigue en pie el mito de que no dejarán caer a Cancún? ¿Cuántos centenares de muertos necesita para ser resucitado?

Cancún ha sido un edén durante muchos años: con trabajo para todos, oportunidades de negocios y un ambiente cosmopolita; pero que también, en aras de la ambición extrema, ha sido saqueado con colosales ecocidios, la fiesta desenfrenada del dinero fácil, gobiernos por demás corruptos, y ahora, asolado por grupos delictivos. Despierta Cancún despierta…la luna ya se metió.

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Nadería anterior…

Naderías Totales | Esa superstición llamada democracia que permite también revivir pesadillas; desde Bussi al borgismo