Inicio Columnas Naderías Totales | Francia conquistó el mercado del agua en Latinoamérica |...

Naderías Totales | Francia conquistó el mercado del agua en Latinoamérica | PROFECO comprobó que Aguakán factura aire por agua

Compartir

 

 

Por Luciano Núñez

 

De esto hace más de 15 años: despertó mi tía Saralía con la novedad de que salía “chocolate” de la llave de agua. Eran los primeros efectos de la llegada de la flamante empresa de Aguas del Aconquija a Tucumán, Argentina. Años después, la misma tragedia me mordió en Cancún, cuando la empresa Aguakán me obligó a pagar recibos de más de dos mil pesos, que según las cientos de denuncias y la misma PROFECO, facturan aire. Ambas empresas tienen el mismo origen de inversión que controla el agua en varios países de América Latina: Francia. Una historia de conquista y de conquistados que se repite por los siglos de los siglos.

Mudos operandi y Aguakan durante Borge

Roberto Borge y Paula Cetina, ex directora de CAPA. Foto: Noticaribe.

El modus operandi es el mismo: crean empresas locales, pero el control operativo y el capital es extranjero. Francia es un país reconocido por el cuidado en extremo del agua; tanto, que en Quintana Roo factura aire en vez de líquido. Las quejas ahí están. Recibos en mano de usuarios que desfilan por las dependencias federales y estatales. Incluso, la empresa estuvo involucrada en una de las más grandes fugas de dinero de la administración de Roberto Borge Angulo, en una triangulación de mil millones de pesos, cuyo responsable, Juan Pablo Guillermo, todavía no ha sido localizado por la justicia. Sin embargo, los responsables intermedios de la transacción, Paula Cetina, entonces directora de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, CAPA, y otros funcionarios de menor rango, pisaron o cárcel o arresto domiciliario.

¿Qué pasó en Argentina?

Ustedes se preguntarán, ¿qué pasó en Argentina con aquella empresa que prometió solucionar los graves problemas que generaba la paraestatal? El gobierno prefirió rescindir el contrato y enfrentar los tribunales internacionales con lo que ello implicaba: tiempo y dinero.

Haciendo uso de todos los contactos políticos: existió una reunión con el ex presidente, Carlos Saúl Menem, intentó presionar al congreso Tucumano para aprobar las negociaciones. Todo fracasó y el gobierno prefirió pagar más de 170 millones de pesos, a seguir ofreciendo a la ciudadanía agua chocolatada, en el mejor de los casos, como se quejaba mi tía.

Los mismos de Latinoamérica

Hace años le pregunté a un directivo de Aguakán si eran los mismos que fueron corridos de Argentina; la respuesta fue afirmativa. “Son los que están en casi toda América Latina”, contestó.

De acuerdo a la historia reciente, fue el presidente Carlos Salinas de Gortari el que abrió la llave a los capitales que querían invertir en México. De los que primero ingresaron al esquema fueron Aguascalientes y Cancún (1990); y a través de contratos de prestación de servicios: Nogales, Navojoa, Distrito Federal y Puebla, de acuerdo al archivo de El Universal.

En Cancún la empresa que provee del servicio es Desarrollos Hidráulicos de Cancún (DHC), filial de la empresa Grupo Mexicano de Desarrollo (GMD), que aporta el 50.1 del capital, y BAL-ONDEO, compuesta por Peñoles y Suez Environnement.

De acuerdo a los registros documentales, Suez Environnement viene del grupo francés Suez, que opera principalmente en los sectores de tratamiento de aguas y la gestión de residuos, que figura entre las cinco empresas más grandes del mundo, con una facturación estimada en 20.000 millones de euros.

Suez fue dividida en 2008 para permitir su fusión con Gaz de France, creando GDF Suez, actualmente Engie y Suez Environnement, es decir, la que está detrás de Aguakán.

Para concretar dicha firma, la CAPA, que operaba el servicio y depende del gobierno estatal, asumió pasivos de DHC por 20 millones de dólares, “originados por la obra de agua en bloque realizada al amparo del contrato administrativo firmado a finales de 1990”.

Las quejas siguen…el final es abierto

Aguakán es el segundo servicio que más quejas recibe en Quintana Roo, a poca distancia de la CFE. Las quejas son variadas: facturación excesiva, cortes y falta de servicio; además de las pocas horas de agua que suministra durante el día. Fue el gobierno de Mario Villanueva el que otorgó a la empresa con razón social Desarrollos Hidráulicos de Cancún, SA de CV (Aguakan) la concesión en 1993 y se estipuló que sería por 30 años. Cuando se habló de revocar contrato, se estimó que se necesitaban algo así como dos mil millones de pesos, debido a que en el contrato la cláusula XXIII aclara que, en caso de terminar el convenio, el gobierno deberá pagar el valor en libros de las acciones que tiene con la empresa. Pese a todos los reclamos, el Congreso y los cabildos de Quintana Roo, avalaron en 2014 darle otros 20 años a la empresa, hasta 2053. Fue durante los gobiernos de Roberto Borge y Paul Carrillo, cuando Cabildo de Benito Juárez autorizó en una sesión a puerta cerrada y sin acceso a la prensa tres décadas más de Aguakán.

¿Cómo termina la historia en Argentina?

El 11 de agosto de 2010, después de 14 años de batalla judicial, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), resolvió que Tucumán debía pagarle la suma de 170 millones de dólares a Aguas del Aconquija, controlada por la firma francesa Générale des Eaux. En divisa mexicana, son algo así como 3 mil 274 millones de pesos.

“Los funcionarios provinciales violaron los derechos de Vivendi, de su subsidiaria y el acuerdo entre Francia y Argentina para proteger a los inversores extranjeros en ambos países”, manifestó entonces Vivendi, mediante un comunicado oficial.

Nada mal para entregar agua chocolatada, o aire por agua, como constató Profeco en Quintana Roo. Después de ser usado por cientos de políticos como tema de campaña, ¿cómo terminará la historia en Quintana Roo?

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Nadería anterior…

Naderías Totales | Sargazo: como si las leyes del universo se empeñaran en mandarnos un mensaje