Inicio Columnas Naderías Totales | El triángulo rojo que crece: piden promoción para una...

Naderías Totales | El triángulo rojo que crece: piden promoción para una industria que crea paraísos e infiernos

Compartir

 

Por Luciano Núñez

 

 

Vea Usted el corte de esta mapa: a la derecha está esa famosísima franja que es la Zona Hotelera de Cancún y, justo al frente, hay un triángulo en color rojo, es el rojo de la marginación que creció abruptamente en los últimos años; allí donde la violencia es extrema y las oportunidades son parecidas a las de una urbe de tercer mundo. Por estos días el Tianguis Turístico de Acapulco suscitó una importante discusión: Hoteleros piden más dinero para promocionar los destinos, recursos que el gobierno federal reorientó a otros rubros, como el Tren Maya; y a su vez, el gobierno argumenta que es primordial atacar la marginación. Los empresarios estimaron que necesitan 125 millones de dólares, y al parecer, la propuesta será de 500 millones, si se diera.

¿Cuál es la lógica de la discusión?  En el fondo, no es más que el accionar de un gobierno de izquierda: eso sí, con toda razón que aquí veremos; y el de un sector acostumbrado a los gobiernos de derecha, que se inclinaron históricamente por la defensa del sector productivo.

Si algo ha dejado en claro AMLO desde su entrada, es que tenía certeza de que el Neoliberalismo es el causante de todos, o casi todos, los males de México. Desde que entró este sistema de gobierno todo ha sido en caída libre. Por ejemplo, la concentración de los recursos. La máxima del capitalismo fue que, con la apertura de los mercados, habría “derrama económica” para todos los sectores, que el mercado se autorregularía. Eso a todas luces no sucedió. Como tampoco ocurrió con el sector turístico en Cancún.

Basta ver el triángulo del mapa de marginación de Coespo, Consejo Estatal de Población de Quintana Roo, para saber que el sector marginal ha crecido. Quintana Roo cuenta actualmente con 360 Áreas Geoestadísticas Básicas (AGEBS) urbanas con muy alto o alto grado de marginación o grado de rezago social alto. De estas, 118 se ubican dentro de los límites del ejido Alfredo V. Bonfil y de Benito Juárez, que convierte al municipio donde está Cancún como el de mayor marginación en zonas urbanas; seguido por Othón P. Blanco, con 70, y de Felipe Carrillo Puerto con 58.

Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo Federal, dijo a la Jornada Maya que no se puede seguir convirtiendo a los paraísos turísticos en infiernos de marginación, “donde la opulencia y la miseria hacen un contraste que dan vergüenza”. La lógica del gobierno es, ¿dónde está la derrama del turismo con tales niveles de marginación?

Por su parte, los hoteleros piden promoción para generar empleo, para aportar al Producto Interno Bruto, el 8 por ciento; y así ubicar a México entre los primeros lugares de turismo internacional. Antes, habían pedido exenciones fiscales para llegar a invertir, principalmente desde España; seguidamente pidieron al ex secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo, que el gobierno federal se haga cargo de la millonaria recuperación de playas, y ahora, más inversión es en atacar el sargazo y promocionar los destinos donde tienen a sus empresas.  Mientras tanto, la realidad social es lacerante. La marginación y la pobreza siguen creciendo pese a la llegada de más turistas y la construcción de más hoteles. María Elena Ortegón, presidenta de la Asociación  “Huellas de Pan”, estima que hay más de 200 mil personas en este polo turístico están en condición de pobreza.

¿Qué debe hacer el gobierno? Nunca la solución ha sido matar una industria tan importante como la turística, vocacional para nuestro estado, pero con toda razón, el estado debe intervenir para lograr que la balanza se equilibre. Tanta marginación ha generado una cruenta espiral de violencia, con más de 130 muertes en lo que va del año solo en Cancún, con sectores que son caldo especial de cultivo para quienes buscan engrosar filas del crimen organizado.

Sería importante buscar un equilibrio en la decisiones: como no dejar sin fuerzas federales a Quintana Roo (como lo hizo el gobierno federal), y tampoco dejar en ceros la cuenta de la promoción turística; pero también será hora de exigir a los hoteleros condiciones dignas para sus empleados, el que cuenten con acceso a las prestaciones de Ley, a seguros, acceso a créditos; incluso, algunos hoteles ya se quedan con las propinas, fuente principal de ingreso para los empleados; porque hasta ahora, la balanza está demasiado inclinada hacia el triángulo rojo de la marginación que crece.

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Nadería anterior…

Naderías Totales | Movimiento Ciudadano, la oposición más inteligente a MORENA