Inicio Columna Naderías Totales | El Fiscal en su laberinto y las reglas...

Naderías Totales | El Fiscal en su laberinto y las reglas de la percepción

Compartir

Por Luciano Núñez

Los problemas relacionados a la violencia extrema en el país son de compleja resolución; más aún, si la comunicación de los responsables de la seguridad falla. Eso, sin dudas, agrava todo escenario. Esta sombra violenta –principalmente- se había enquistado en la llamada Zona Caliente del País. Sin embargo, Cancún y Solidaridad cerraron 2017 con 450 seres humanos ultimados en el este último conteo, según reseña la prensa internacional acerca de los dos destinos insignia de Quintana Roo. Da la sensación que nuestro general, apelando a la novela de García Márquez, está en su laberinto.

En los últimos días, el Fiscal del Estado, Miguel Ángel Pech Cen ha recibido munición pesada no sólo de los grupos delictivos, sino de la prensa y sectores preocupados por la escalada de violencia, que hay que distinguirlo, se enfoca principalmente en los grupos del narco, lastimosamente con sus ramificaciones comerciales y sociales.

Carlos Joaquín González, gobernador del Estado,  ha salido de nuevo a darle un espaldarazo. “Se trata de un asunto de percepción”, argumentó el primer mandatario estatal. Pero, ¿quién genera esa percepción?

Veamos que dice la RAE. Percepción: sensación  interior que resulta de una impresión material hecha en nuestros sentidos.

Si apelamos a esta básica definición hay mucho de qué preocuparse. El número de ejecutados el año pasado en Cancún rebasó los 220 y, en agosto, la cifra ya supera los 300. No se pueden ocultar los muertos porque tampoco se puede impedir que la información circule porque las vías son muchas y terminan generando: percepción, además, el “boca a boca” sigue siendo tan efectivo como la pólvora. Todos tenemos un hecho delictivo cercano que contar o somos testigos de los mismos.

Sin virtud comunicacional

Si bien hubo detenciones importantes, el Fiscal no ha demostrado ninguna virtud comunicacional. Su comienzo con la prensa fue una estrategia de ataque y no ha mejorado mucho. Salvando todas las distancias, Bibiano Villa, es un gran comunicador. Alguien que puede llenar los vacíos informativos y traducirlos en acciones de gobierno. Adolece este gobierno de falta de secretarios que sepan comunicar lo que hacen, eso no es sólo problema del Fiscal.

Lo último que comunicó el gobierno en materia de seguridad fue el plan preventivo y lo hizo el propio Gobernador. Nadie más comunica seriamente. O hay un cambio en este sentido, o el mandatario deberá asumir todo bajo la espalda, con todo lo que ello implica.  Y si el resultado sigue siendo una mala percepción, el gobierno seguirá cojeando de la pata más difícil para los gobiernos: seguridad. Incluso, ante hechos graves del Norte del estado se percibe ausencia de autoridad estatal, con la grave descoordinación que existió con el desgobierno de Remberto Estrada. Los resultados están a la vista.

El apoyo político el fiscal lo tiene, pero no ha sabido comunicar; algo vital para generar opinión y avanzar en este eje tan importante para la calidad de vida. “Nadie ama lo que no ve”, dice el refranero y, “que el amor entra por los ojos”. Y lo que vemos es un ambiente violento ganado por la sombra; es la percepción, pues.

*********************************

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Dejar una respuesta