Inicio Columna Naderías Totales | El eterno retorno a los demonios que supimos crear

Naderías Totales | El eterno retorno a los demonios que supimos crear

Compartir

Por Luciano Núñez

La inminente llegada de Roberto Borge a México –después de estar recluido en Panamá- nos regresa también una herida para el estado que todavía supura, unas veces sangra, otras se calma y luego regresa, como el eterno retorno a los demonios que hemos sabido crear.

La idea del eterno retorno -teorizada por Friedrich Nietzsche – fue concebida, según algunos teóricos antes por Platón, quien decía que los siete planetas regresaban cada tanto a un punto determinado, en lo que él llamaba el año perfecto. Y si los ciclos se repetían para los astros, también para los hombres que, aseguraban en ese entonces, regían la vida de los humanos.

Posterior a esto, la idea del “eterno retorno” fue defendida por los estoicos, que creían que el mundo se extinguía para volver a crearse. Nietzsche popularizó la idea de que el universo es cíclico y, aunque filósofos posteriores dudan si el pensador alemán se refería a éste como una verdad cosmológica o como un mero concepto intelectual, su concepción ha permanecido como un tópico literario y cultural hasta la fecha. Hasta que George Cantor vino a definir y teorizar la idea del infinito que rompe lo anterior.

Lecturas

Volviendo a Quintana Roo: ¿Qué significa el regreso del ex gobernador? Las lecturas pueden ser muchas. Primero que lo hace a meses del inicio del proceso electoral, lo cual, hace pensar que todavía podría movilizar a grupos que han crecido y se han enriquecido al calor del “quinquenio perdido”.

También abona a la imagen del gobierno del Estado en la búsqueda de justicia y castigo para quienes lastimaron las arcas del estado. Incluso, la detención hoy de Paula González  Cetina, ex titular de CAPA, es un punto positivo para el “gobierno del cambio” que necesita señales positivas, opacado por el bajo desempeño de carteras que deberían tener un recambio ante este proceso que inicia. Sintra, a cargo de Jorge Portilla, Julián Ricalde, secretario de Desarrollo Social y Oficialía Mayor, acaso han sido blanco de severas críticas y yerros que han horadado la imagen del gobernador, Carlos Joaquín González.

La detención de  González Cetina y la llegada de Borge, son dos piezas fundamentales para rastrear parte del dinero extraviado: 11 mil millones de pesos, en este caso; ambos podrían aportar información sobre el manejo de los 1500 millones de pesos que CAPA le transfirió a Juan Pablo Guillermo, cuyo destino –el dinero y el propio ex funcionario- son hasta hoy inciertos.

Este retorno abre sin dudas heridas y nos recuerda que este joven estado cuarentón tiene presos a dos gobernadores: Mario Villanueva Madrid y el propio Borge; es decir, cerca de 12 años de gestiones severamente cuestionadas por diversos temas vinculados a la justicia y la rendición de cuentas.

La idea del retorno que anhelamos es a la del trabajo duro que forjó a este estado, al sueño de ser un territorio independiente, próspero; el retorno al sudor de los pioneros y a esa lucha que costó sangre para ser hoy un estado turístico que es potencia mundial. Los ciudadanos tendremos en las urnas, la posibilidad de retornar a lo bueno, lo malo, o avanzar a donde todos queremos.

 

(*) Es life coach, técnico y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún. Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Dejar una respuesta