Inicio Columnas Naderías Totales | Como en las películas de Marvel, ganó Morena elección...

Naderías Totales | Como en las películas de Marvel, ganó Morena elección del PAN

Compartir

 

 

Luciano Núñez

 

Martin Scorsese, genio creador de joyas como El Lobo de Wall Street o  Los Infiltrados, asegura que las películas de Marvel no son cine. Sí, así. Que no son cine. “He intentado ver unas cuantas”, ha dicho a El País y agregó: “Lo que no hay (en esas películas) es revelación, misterio ni auténtico peligro emocional. No hay ningún riesgo”.

Si algo dejó ver la elección del PAN ayer, fue el grado de división que existe en sus filas. La elección fue tan reñida que apenas separan poco más de 120 votos al ganador, Faustino Uicab, del segundo, Eduardo Pacho. El primero pertenece al grupo que tiene al PAN desde 2011, cuando asumió Eduardo Martínez Arcila, actual diputado del Congreso, espacio al que accedió dos veces sin pasar por las urnas.

Desde este espacio se había dado cuenta del grado de división del partido “Azul”, pero los números lo dejaron en claro. ¿Qué implicará este resultado? La primera lectura es que el partido del gobernador, Carlos Joaquín González, enfrentará éxodos, principalmente a la oferta política de Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón, con su partido, México Libre. Ya celebró sus primeras asambleas en Quintana Roo y sólo le restan las últimas. En ese sentido, la mancuerna familiar parece representar la única oferta seria contra el poder del amloísmo. Discursivamente nadie más lo ha podido hacer.

Aunque todavía no han decidido si habrá conferencia para dejar en claro esto: el éxodo panista, se sabe que por debajo ya hay migración contra lo que consideran una imposición a través de recursos, al más rancio estilo del PRI. Bajo este panorama, como ocurrió con el proceso pasado, el ganador claro es Morena, que actualmente tiene a los tres municipios más importantes en sus manos y el Congreso del Estado. En todos hay recursos suficientes para campañas.

El principal lastre de los ganadores es la pesada loza de denuncias por hechos de corrupción y desvíos de recursos desde la pasada legislatura; además de la imposición de candidaturas en un círculo cada vez más reducido, en una suerte de “cacicazgo fifí”.

El descontento y divisionismo quedó plasmado ayer en las urnas, donde concurrió “meritoriamente” el 80 por ciento del electorado azul; eso sí: de menos de 2000 militantes, de la que se dice segunda fuerza electoral, en un universo de poco más de un millón de electores en todo el Estado.

PRIAN: Aliado que no suma

Ahora bien, la llegada a la presidencia del PRI de Candy Ayuso, muy cercana al gobernador, no genera demasiada expectativa, como las películas de Marvel, diría al maestro Scorsese. Cuando Ayuso asumió la diputación en la pasada legislatura, simuló enfermedad para no ir a votar ante las presiones del “Niño” Verde; y así le dio paso a la mayoría del PAN-PRD, quedarse con el control del Congreso. De ese tamaño es la trayectoria de la nueva líder. No se le conoce nada más narrable que ello.

Como secretario general llegará un funcionario marcado por el borgismo, José Alonso Ovando, que de entrada no fue visto con buenos ojos por la clase política chetumaleña, municipio que fue clave para la victoria del Cambio. Se sabe de su cercanía con el Gobernador, a quien conoce estrechamente desde Mérida.

Bajo estos escenarios quien gana claramente es Morena. ¿A qué militantes podrá arengar al voto un PAN severamente cuestionado y dividido; un PRI que retoma parte del pasado y un pobre presente?

Pareciera todo tan claro, como el final de las películas de Marvel…

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Nadería anterior…

Naderías Totales | Los ArgenMex y la visita de Fernández a AMLO