Inicio Columna Naderías Totales | Casa tomada | Historias de un Cancún cada vez...

Naderías Totales | Casa tomada | Historias de un Cancún cada vez más violento

Compartir

Historia I

Por Luciano Núñez

Hacía varios meses que no veía a mi odontólogo Adolfo Martínez. Me intrigó encontrarlo con la cara salpicada de pequeñas cicatrices me llevó a preguntarle qué le había pasado. Y es así como me encuentro con otra historia de ese Cancún cada vez más violento. Ese Cancún transfigurado con sirenas todos los días, ejecutados y balaceras en lugares céntricos, que han tornado al paraíso turístico de México en un nuevo escenario de violencia. Hasta finales de abril, la cifra de asesinatos superaba los 160, a menos de 70 de alcanzar lo que generó todo el año pasado: 227.

Si bien la violencia extrema suele circunscribirse a grupos de delincuencia organizada, relacionada con la venta de drogas, el alto consumo de drogas ha hecho aflorar situaciones que antes no se registraban, o al menos, en una escalada que no parece tener fin.

Adolfo se acomodó en diciembre pasado en la misma mesa de Sanborns de avenida Tulum, cerca de la terminal de camiones, como casi todos los fines de semana. Ahí todas las meseras lo conocen porque va con su hija y su esposa Lorena.

La felicidad de compartir el desayuno con su familia, acaso no le permitió a Adolfo ver que un sujeto se acercaba para partirle un vaso de vidrio en la cabeza. Quedó inconsciente y, cuando logró reaccionar, vio cómo el agresor le incrustaba los vidrios en el cuerpo de su mujer que había intentado defenderse.

Sanborns borra la escena del ataque

Resultado de imagen para sanborns cancun
En este edificio fueron atacados los comensales. La casa no quiso levantar cargos contra el agresor.

Ensangrentado y apenas consciente, el odontólogo que llegó desde el Paraguay en 2007, pudo aplicarle una llave al sujeto para reducirlo hasta que llegó la policía. En pocos minutos, según su abogado, la escena del suceso estaba tan limpia como cuando llegaron: habían sido los primeros en ingresar al lugar.  “Lo lamentable de todo esto es que Sanborns alteró la evidencia al limpiar todo el escenario”, dice el licenciado Moisés Araujo, que agregó que la empresa donde sucedió el hecho ni siquiera quiso presentar cargos contra el atacante y nunca se acercó a brindar ayuda a los heridos. “Se limpiaron totalmente las manos”, refiere.

Lesiones en el brazo de Lorena, esposa del odontólogo agredido.

“Fue justo el lugar y hora equivocada, pero veo que Cancún está cada vez más violento”; razona Adolfo, un profesional que ha tejido una amplia red de amigos y pacientes.

Dada esta situación, no está lejos de pensar en emigrar donde encuentre un entorno de paz para su familia.

Cifras alarmantes

Según la última Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017, la droga ilegal que más consumen los jóvenes de entre 14 a 17 años es la marihuana. Y Quintana Roo ocupa el segundo lugar nacional después de Jalisco. Cifras de la Secretaría de Salud revelan que existen drogas que en Quintana Roo se encuentran sobre la media nacional: marihuana 94.5% (índice nacional 88.1 por ciento); cocaína 38.5% (nacional 33.8); crack 26.3 (nacional: 17.1) y alucinógenos 11.3 (nacional: 9.9).

El agresor de Adolfo es originario de Chiapas, había sido deportado de Estados Unidos y estaba drogado, según las primeras pericias de la carpeta de investigación 426/2017.

Casa Tomada

Salí del consultorio anestesiado de esa violencia que ha ganado terreno: dondequiera que vamos están las historias de ese Cancún que se ensombrece. Lo que me hizo recordar un cuento brillante de Julio Cortázar: Casa Tomada. Dos hermanos viven en una vieja casona que es para ellos El Paraíso; pero poco a poco se van quedando con menos espacio para vivir, porque “algo” empieza a tomar la casa y, el final, es sorprendente como todo lo que hacía Cortázar. Me preguntaba si no nos pasará como a los hermanos en el cuento.

(*) Es life coach, técnico y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún. Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi.

Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

 

Casa tomada

 

Dejar una respuesta