Inicio Columnas Naderías Totales | Campañas y Pelotón: ¿Eres Elias o eres Barnes?

Naderías Totales | Campañas y Pelotón: ¿Eres Elias o eres Barnes?

Compartir
Willem Dafoe (Elias), Charlie Sheen (Taylor) y Tom Berenger (Barnes), tres ´protagonistas de Pelotón.

 

 

Luciano Núñez

 

Pelotón (Platonn) es un hito entre las películas sobre el conflicto bélico de Vietnam. La dirigió Oliver Stone que se ganó con ella el Oscar y tuvo en sus primeras líneas de actuación a Tom Berenger (Barnes), Willem Dafoe (Elias) y Charlie Sheen (Taylor), además de un joven Johny Depp (Lerner).

Narrada en primera persona por el recién llegado al pelotón, el soldado raso Taylor, es un descarnado retrato de la guerra que terminó perdiendo Estados Unidos, después de años de inteligente resistencia vietnamita. “Es hora de que alguien nos patee el trasero”, dice Elías en una reflexión sobre el intervencionismo estadounidense.

Metáfora de la vida

En una guerra todos pierden. “El infierno es la imposibilidad de la razón”, expresa el personaje de Sheen, que van viendo cómo allí, en el campo de batalla, se exponen los costados más oscuros, pero también los más luminosos del ser humano como la solidaridad. Esas bifurcaciones dentro del infierno que viven, son representados por dos personajes antagónicos: Barnes y Elías, dos sargentos que tienen estilos muy diferentes. El primero no tiene miramientos en ejecutar a inocentes de una aldea, o en matar a un propio compañero en las filas; y el segundo, es el que intenta frenar esa sinrazón apegado a un código de honor más humano.

Para no adelantar más a quienes han cometido el pecado de no verla (joya que no ha perdido ninguna magia con los años), se dirá que la balanza entre buenos y malos -dentro de un mismo pelotón- se inclina unas veces por unos, y unas veces por otros, acaso como metáfora de la vida.

Allí están esos seres anónimos del final de la línea, originarios de pequeños pueblos peleando una guerra que se hizo eterna. “Lo único que hay que hacer esa salir de aquí, el resto de la vida es fácil”, dice el amigo de Taylor mientras fuma y sonríe.

Aunque Taylor admira a Barnes (lleno de cicatrices y gran combatiente), en el fondo siente un profundo odio por sus acciones; se inclina por Elías, pero sabe que es más frágil lo que representa. Su lucha interior es a todo o nada, porque sabe que necesita de los dos para salir vivo de la guerra, “peleamos contra nosotros mismos”, escribe en su diario.

Nuestras batallas

¿Acaso a diario no nos enfrentamos a los Elías y los Barnes? Cada día el mundo, no de guerra, pero sí de batalla, nos pone frente a dilemas éticos que definen lo que somos. Cada pieza de nuestra sociedad funciona como una maquinaria que se mueve en función a las pequeñas acciones que tomamos. ¿Cómo se mueve la familia?, ¿cómo se mueve la colonia?, ¿cómo se mueve el municipio, el país, y el mundo? ¿Cómo queremos que funcione México si, mientras culpamos a los políticos, elegimos siempre a Barnes como modelo?

Hoy comenzaron las campañas y 188 políticos intentarán conquistar nuestro voto. ¿Vas a votar por Elías o por Barnes? ¿Vas a seguir la cadena que nos ha llevado a donde estamos, o vas a poner una acción con tu voto para mejorar el panorama político? Tiene Usted razón: no hay mucho de lo que elegir: la mayoría son los mismos de siempre. ¿No será entonces hora de que tome Usted los espacios?

Al final de la película, Taylor reflexiona: “Elias va pelear con Barnes por la posición de mi alma. Me siendo como un niño nacido de dos padres”. Sin embargo, su elección es manifiesta: “Enseñar a otros lo que sabemos durante los días que nos quedan, encontrar el bien y el significado de eta vida”.

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Nadería anterior…

Naderías Totales | El triángulo rojo que crece: piden promoción para una industria que crea paraísos e infiernos

Dejar una respuesta