Inicio Columnas Naderías Totales | 2022: Sumisión a Morena o construcción de un frente

Naderías Totales | 2022: Sumisión a Morena o construcción de un frente

Compartir

Luciano Núñez

La escena me la narró un asesor político pocos meses atrás. Se debatían las elecciones para diputados locales y los efectos de la marea amloísta todavía se sentían después del tsunami presidencial. Había arrasado las diputaciones federales, senadurías y dejó poco en pie. “La situación es que va a ganar Morena”, planteó el asesor. “Aquí están los números, claritos”, deslizó frente al escritorio.

El político (no morenista) se peinó nerviosamente y preguntó: “¿Vamos a entregar así todo, sin dar la batalla?”. La respuesta llegó inmediatamente: “No. Podemos armar el mejor cuadro y ver si con alianzas podemos construir algo; de otro modo, no habrá nada que negociar con nadie, nos tenemos que quedar en casa….”.

Dilema gubernamental

La situación que se presenta para el 2022 es muy parecida, pero con el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín (PAN-PRD), como protagonista de la escena. Sumisión a Morena, tal como reza el título, o la construcción de un frente opositor amplio.

El actual gobierno de Quintana Roo ganó con la alianza PAN-PRD. Y en situaciones muy particulares el mandatario estatal ha decidido ubicarse en el frente de gobernadores opositores a AMLO, aunque la relación entre ambos ha quedado clara: es buena, tal como lo demostró el presupuesto, con un leve incremento frente a otros estados que fueron castigados y relegados. No llegó a ser, de ninguna manera, la catástrofe que algunos pronosticaban, aunque el incremento es tan leve que tiene sabor a “tablas” del ajedrez, como se dijo desde este espacio.

Todos los caminos conducen al PRI

Ahora, frente al proceso electoral que viene, el Ejecutivo no tiene otros caminos que conduzcan más que al PRI, su antiguo partido. ¿Por qué? Un frente PAN-PRD sería un suicidio: el partido amarrillo prácticamente no existe (casi todos migraron a MORENA), y el PAN, dio claras evidencias de que no goza del ánimo popular: apenas logró un espacio de mayoría en el actual Congreso y, en las municipales, perdió todas de todas. ¿Qué hacer? Sólo un frente opositor a MORENA: PAN-PRI-PRD, podría equilibrar fuerzas para contrarrestar a MORENA que goza de buenos números en el Estado, aunque haya perdido su líder alrededor de 10 puntos de imagen.

Para ser más claro, un frente PAN-PRD sería como entrar a disputar un partido con menos jugadores frente un cuadro de estrellas. Los candidatos del partido guinda, además de contar con viento a favor presidencial, tienen en sus manos el poder Legislativo, es decir, dinero; y Mara Lezama, una de las más fuertes candidatas, gobierna el municipio más poblado del estado. Debe decirse también que en el mapa político de Morena también juegan la senadora Marybel Villegas, claramente confrontada con el Gobernador, y el diputado federal Luis Alegre, muy cercano al gobierno de Carlos Joaquín, como lo demostró en su informe.

El problema principal del PAN-PRD como frente es simple: no tienen candidatos competitivos. La senadora del PAN, Mayuli Latifa Martínez, que tiene al menos un foro nacional, perdió ampliamente su distrito y llegó por la vía fácil: plurinominal de grupo Arcila Martínez. En el PRD, nada.

PRI conserva figuras

En el PRI los candidatos no sobran pero no faltan. Tiene a dos alcaldes: Juan Carrillo Soberanis en Isla Mujeres y a Pedro Joaquín Delbouis en Cozumel; el ex diputado federal Raymundo King levantó la mano y el actual diputado, Carlos Hernández Blanco, tiene también ánimo para campaña.

Tres exgobernadores (Félix González, Joaquín Hendricks y Jesús Martínez Ross) asistieron días atrás al registro del PRI de Candy Ayuso Achach y José Alberto Ovando, quienes dirigirán al partido; ambos claramente vinculados al gobernador.

Se sabe que la ex presidente municipal de Cancún, Magaly Achach, madre de la futura dirigente tricolor, fue aliada constante del gobernador; y Alberto Ovando, fue empleado de una empresa yucateca donde su jefe era nada menos que Carlos Joaquín. Es decir, la construcción de un frente está en marcha con todas estas señales, porque sencillamente sería lo más lógico en política: tener alternativas, alianzas y entrar a la cancha con, al menos, un equipo completo y en lo posible competitivo, porque la sumisión es prácticamente quedarse en casa a ver cómo los otros juegan. Podrán pensar que es una quijotada enfrentar a MORENA, pero en política como en el fútbol, el resultado puede sorprender. Y lo primero es entrar a la cancha con cuadro completo.

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Nadería anterior…

Naderías Totales | AMLO dejó a Quintana Roo con presupuesto sabor a “tablas”

Dejar una respuesta