Inicio Columna Naderías Totales | 1984: ¿será suficiente el Gran Hermano?

Naderías Totales | 1984: ¿será suficiente el Gran Hermano?

Compartir

Por Luciano Núñez

1984 es una de las dos novelas más importantes de George Orwell (1903), también autor de La Rebelión en la Granja (1945), dos obras clásicas de la literatura universal. Además de su poderosa narrativa, tuvo el privilegio de pocos autores: adelantarse a su época. En este caso, unos 50 años con el neologismo del Gran Hermano, donde lanza una dura crítica a los sistemas políticos, las restricciones de la libertad y el diseño de las nuevas sociedades post Segunda Guerra Mundial.

Durante su obra se narran los mundos y submundos entrelazados en los ministerios de la Verdad, El Amor, La Abundancia y la Paz.

Nos tranquiliza la mirada del poder

El periodista y escritor Fernando Fabio, en el prólogo de una edición, describe que se trata de la vigilancia del Estado o los poderes sobre los individuos. Según el filósofo Louis Althusser, “nos tranquilizamos con la mirada del poder, en un proceso que puede llevar a la coerción o la autocensura”; aunque el fin de todo no es la sujeción de todos los individuos bajo su control, sino la alteración del sentido de la realidad. Según Orwell, inspirado en el pensamiento de Ralth Waldo Emerson), la humanidad ha caído presa de un grupo que ha descubierto impunemente el método del poder absoluto, dice en su reseña.

Tres mil cámaras

Dentro de 90 días Cancún entrará a vivir en el Gran Hermano. La presidenta municipal, Mara Lezama, dijo que serán 3 mil que se sumarán a las 90 existentes, coordinando puntos estratégicos con el gobierno Estatal. Como decía Orwell, el diseño de las nuevas sociedades nos ha convencido de que la observación y grabación es igual a seguridad; es al menos lo que ha funcionado en algunas ciudades de Estados Unidos y en Mérida, que tiene el Gran Ojo en un Centro de Control, pero donde además, dicen los expertos, la delincuencia organizada está “muy bien organizada”, dado que el fondo del asunto no son sólo las cámaras.

El día que las cámaras sacaron al Fiscal

Fueron justamente las cámaras de una empresaria del Mercado 28 las que salvaron a su esposo de pasar una larga temporada en la cárcel, cuando puso en evidencia al fiscal anterior, cuyo montaje le costó el puesto y el descrédito. Ahora la pregunta, ¿Serán suficientes las cámaras? Las existentes hasta ahora, no ayudaron a dilucidar ningún hecho, o al menos no ha sabido: ni siquiera el brutal ataque a la Fiscalía durante el desgobierno de Remberto Estrada Barba.

Lo que sí es una realidad, es que la instalación de delitos de alto impacto como el secuestro sería poner una lápida a Cancún y Solidaridad: es el escalón más cruel de la delincuencia. También han proliferado los mensajes a celulares que buscan, a través de engañosos premios, timar a la gente o, en el peor de los casos, perpetrar secuestros express, algo que hemos advertido desde Grupo Pirámide en un especial de seguridad.

En síntesis:

Seguramente, la instalación de cámaras inhibirá y será una herramienta que, bien utilizada, podrá echar luz sobre las tantas sombras que nos acechan, pero requiere el Gran Hermano de otros instrumentos como la investigación e inteligencia, la eficiencia en la impartición de justicia y la coordinación de poderes gubernamentales y fácticos. Hoy estamos en la fase de la Rebelión de la Granja.

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Dejar una respuesta