Inicio Columnas Naderías Totales | 100 días de Soledad: AMLO dejó anuncios y restó...

Naderías Totales | 100 días de Soledad: AMLO dejó anuncios y restó elementos federales a QROO

Compartir

 

 

Por Luciano Núñez

 

Cien Años de Soledad es una novela gigante y, diría, de lectura obligatoria. Obra del colombiano Gabriel García Márquez, se centra las vicisitudes de siete generaciones de una familia enclavada en poblado latinoamericano llamado Macondo. Con ella, García Márquez se consagró como escritor y es, con más de 30 millones de copias, la segunda novela más vendida de habla hispana después de El Alquimista, de  Paulo Coelho.

El primer bocado de la obra viene en el mismo título. ¿De qué soledad habla?, ¿por qué cien?, son sólo las primeras preguntas. A lo largo de lectura, ciertamente la soledad es un hilo que toca las vidas de sus personajes, aquejados por la culpa, las desgracias y, también, por la efímera felicidad que viene a dar paso a la soledad.

Llegada del tren

En uno de los pasajes, Aureliano Triste, promueve la llegada del tren a Macondo. La  actividad floreciente activa el comercio y permite la llegada de “magias” como el telégrafo y el cine. Pero además, llega la inversión extranjera con la plantación de bananos. Sólo diré –para no spoilear- que el retroceso trae más desdichas que los beneficios prometidos por la empresa del ferrocarril. Los sindicatos paralizan la industria y Macondo queda tan empobrecida como era, pero con el sabor amargo del retroceso.

AMLO ha venido a Quintana Roo a prometer, como Aureliano Triste, la llegada del tren, la promoción al turismo y el traslado de la Secretaría de Turismo a Chetumal. Ahora bien: ¿qué efectos traerá la llegada del tren que pasará por pueblos históricos? No conocemos a profundidad los estudios de proyección. ¿Qué pasará con la población en los próximos diez años? Tampoco se conocen cifras. No se discute que el tren traerá beneficios, ahora bien, ¿cuáles serán los fenómenos sociales que deberán atenderse?

Lo que sí es una certeza, porque ahí están los números, es que Quintana Roo atraviesa momentos críticos en cuanto a seguridad. Sólo en la zona norte, los ejecutados superan los 100 en los primeros dos meses del año y 11 días. Las sirenas no paran de alarmar a Cancún y Solidaridad. En medio de este escenario, el gobierno de AMLO decidió enviar al centro del país a 200 elementos federales y del ejército, algo que confirmó el gobernador del Estado Carlos Joaquín quien, sin embargo, dio voto de confianza a la Guardia Nacional.

Primeras alertas: caída del 2 por ciento en Cancún

Los números de enero ya encendieron un signo de alerta: bajaron las cifras de llegada de turistas a Cancún. Y lejos de menguar, la violencia se ha mantenido en niveles alarmantes en estos cien días que cumple el gobierno federal. Pablo Azcárraga, El presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), manifestó que hay una notoria desaceleración de la actividad turística nacional. Y detalló que Cancún registró en enero y febrero una caída del 2 por ciento, tendencia negativa que no había ocurrido en siete años.

Más de mil millones para traer federales

Desde este espacio se dijo también que la llegada de al menos tres mil militares a la ciudad que se construyó en zona continental de Isla Mujeres, tampoco ha logrado disminuir los hechos de alto impacto. Es decir, los militares se ven, pero los efectos disuasorios no. El costo de la llegada de elementos federales ascendió a más de mil millones de pesos, según una fuente de gobierno. Pero la lucha contra el “huachicoleo” parece ser la prioridad del gobierno federal. Estamos solos. En política dicen que las señales lo dicen todo, ¿no es importante el turismo para AMLO?

Las cifras dicen que los ingresos por esta industria representan más de 20 mil millones de dólares al año y que Quintana Roo aporta más o menos la mitad. Mientras AMLO goza de niveles de aprobación históricos: 8 de cada 10 lo aprueban, dice un periódico nacional, en Quintana Roo, hemos tenido en 100 días anuncios, promesas, pero más que nada, de Soledad.

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Nadería anterior…

Naderías Totales | Morena Cambalache problemático y febril: Impresentables, perseguidores y perseguidos en el mismo lodo

 

 

Dejar una respuesta