Inicio Noticias Incompetencia del INAH: cerros de basura en zona arqueológica de Tulum

Incompetencia del INAH: cerros de basura en zona arqueológica de Tulum

Compartir

Por Mario Morales Cruces

Tulum.- Sin importarle la grave afectación a la imagen turística, riesgo sanitario para locales y visitante o el daño ambiental cometido, la delegada del Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH), Adriana Velázquez Morlet, permite que toneladas de basura contaminen el acceso a los emblemáticos vestigios arqueológicos de Tulum, pese a los exhortos del municipio a que se atienda esta situación.
A metros de la taquilla en la entrada a las ruinas, yacen verdaderas montañas de bolsas con basura, gran parte abierta y desperdigada por la fauna que se alimenta de ella, a vista de los centenares de visitantes que recibe este sitio a diario.
Aves, coatíes, iguanas y perros pululan alrededor de este foco contaminante, que le da una pésima imagen a los vestigios y a este destino en vías de consolidación.

SIN COMPETENCIA
Francisco Chan, director de Ecología del Ayuntamiento de Tulum, aclaró que todo el recinto, desde la pluma de acceso, es federal y responsabilidad del INAH, por lo que no tienen facultad para ingresar.
En entrevista, el funcionario municipal dijo estar al tanto de la situación, aunque sin más camino que el del exhorto.
“Se les está yendo la basura un poco”, reconoció admitiendo también la presencia de fauna que se alimenta de estos residuos.

REZAGO
Chan mencionó que se generan en promedio dos toneladas de basura a diario en la zona arqueológica, principalmente de los comercios en el exterior, las que el INAH debiera llevar en un contenedor al punto de recoja del municipio.
En lugar de ello, se ha generado un rezago que ya ha sido hecho del conocimiento de esta dependencia federal, aunque sin solución.

CRUZAN DEDOS
Claudio Cortés, director municipal de Turismo, señaló que la recolecta de residuos sólidos en áreas de jurisdicción federal es uno de los temas a los que la actual administración se a avocado, tanto la zona arqueológica con el INAH, como el Parque Nacional Tulum con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), pues admitió que se corre riesgo de que se afecte la imagen del destino.
Con la segunda dependencia han tenido avances para lograr el acceso a plazas a través de un programa piloto, “a sabiendas que tenemos a Javier Rojo Gómez (Punta Allen). Estas han sido fructíferas, pues conocen la problemática”.
Sin embargo, con el INAH todavía no se tiene nada concreto, a pesar del contacto directo de la Dirección de Ecología con la delegada, Adriana Velázques Morlet.
“Quiero pensar que tendrá que participar el INAH con nosotros”, señaló, más como pregunta que afirmación.

COMÚN
Tulum no es único lugar que la polémica funcionaria federal mantiene sin atención debida. En el sur de la entidad existe un creciente descontento hacia Velázquez Morlet, que lleva 23 años en el cargo, por el evidente deterioro del Fuerte de San Felipe de Bacalar.
Esta queja no sólo es de empresarios locales o habitantes, pues el popular sitio web TripAdvisor, de consulta casi obligada para turistas internacionales, muestra fotos de muros descascarados y reseñas poco favorables por el lamentable estado de este patrimonio histórico.

Dejar una respuesta