Inicio Noticias INAH: del saqueo al descuido del Fuerte de San Felipe | Bacalar

INAH: del saqueo al descuido del Fuerte de San Felipe | Bacalar

Compartir
En su rehabilitación se invirtieron varios millones de pesos. En ese trance de embellecer el museo se extraviaron piezas importantes de gran valor, como los carretes que montaban cañones.

Noticias Pirámide, Bacalar.- La negligencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ha ocasionado en los últimos años, el saqueo impune de varias piezas de incontable valor histórico del fuerte de  San Felipe Bacalar y la pérdida de su identidad al ceder la expropiación de varias áreas del edificio a particulares para lucrar con su riqueza cultural, generando con ello un detrimento en este simbólica edificación del X municipio.

De acuerdo con el representante de la Institución de Asistencia Privada (IAP) “Bacalar Consciente”, Herbert Ic Rodríguez, desde la restauración del 2003 realizada por el INAH el Fuerte de San Felipe ha sufrido un deterioro importante.

En su rehabilitación se invirtieron varios millones de pesos. En ese trance de embellecer el museo se extraviaron piezas importantes de gran valor, como los carretes que montaban cañones.

Además, como parte de este trabajo, se habilitaron guías satelitales en los alrededores para informar a los visitantes sobre la historia de este emblemático edificio, dispositivos que desde hace varios años han dejado de funcionar, incluso, ya no están en su lugar.

En tanto, el espectáculo de luces que iluminaban de colores los alrededores dejó de funcionar y, hasta el momento, no ha vuelto a ser puesto en operación a pesar de la millonaria inversión en su instalación.

De la misma forma, el edificio ha ido perdiendo su identidad cultural, al grado de que el INAH habilitó en el anfiteatro baños públicos para los visitantes, debido a que los sanitarios originales fueron expropiados con la complacencia de la dependencia federal por los restaurantes llamados  “Mango” y “Chile”.

De igual manera, el convento histórico localizado enfrente de la Casa de la Cultura que, al parecer, fue vendido a un particular.

“Bacalar poco a poco ha perdido sus encantos y el INAH h permitido toda esta afectación al patrimonio de los bacalarenses; lo único que quieren es sacar provecho a cuesta de nuestras riquezas culturales”, reiteró.

Dejar una respuesta