Inicio Columna GANA FELIXISMO UNA BATALLA CRUCIAL

GANA FELIXISMO UNA BATALLA CRUCIAL

Compartir

Columnista invitado: Hugo Martoccia – Mesa Chica

El Tribunal Electoral del Estado (Teqroo) podría convertirse en el primer gran problema sin solución para la administración de Carlos Joaquín González. Este Tribunal fue parte de ese vasto engranaje institucional que la pasada administración estatal intentó heredarle a la actual. Una parte de ese engranaje ha sido desactivada, pero el Teqroo podría ser un problema mayor.

La decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de fallar a favor de los magistrados del Teqroo, Víctor Vivas, Nora Cerón González y Vicente Aguilar Rojas, y evitar, en los hechos, que sean llevados a juicio político por el Congreso del Estado, es casi un blindaje inexpugnable a favor de los magistrados.

La única opción que queda es empujarlos a renunciar uno a uno, e ir constituyendo un nuevo Tribunal. Pero no será una tarea fácil. La protección que recibieron tiene ramificaciones políticas que exceden los intereses locales.

El verdadero problema para el gobernador es que en realidad el ex presidente del Teqroo, Víctor Vivas, y sus compañeros, no representan en manera alguna al borgismo, como normalmente se los encasilla. Son parte (especialmente Vivas) de un grupo político del PRI que comanda el actual Senador, Félix González Canto, conocido como felixismo.

Para que se entienda. El borgismo no es un grupo político, y quizá nunca lo fue. Actualmente, es algo parecido a una camada de jóvenes, la llamada “generación efímera” del PRI, que colecciona amparos para evitar la cárcel. Muchos de ellos, a pesar de sus esfuerzos, no podrán evitar pasar alguna temporada en prisión.

El felixismo es otra cosa. Se trata de un grupo político activo, con actores que participan de la vida institucional del estado, y, como quedó de manifiesto en los últimos días, con relaciones regionales de mucho peso político y económico. Es una batalla de diferente magnitud, que se dirimirá en el 2018.

En el Gobierno todavía intentan descifrar toda la red política que se activó para llegar al resultado adverso que les dio el TEPJF. Las teorías más firmes, y que no se excluyen una de otra, tienen que ver con la red política del PRI nacional y sus referentes en la península de Yucatán, y hasta un supuesto parentesco del magistrado electoral Vicente Aguilar Rojas con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Luis María Aguilar Morales.

Quizá, sin embargo, el Gobierno y el Congreso deberían revisar su propia estrategia. Ambos desoyeron las advertencias sobre la imposibilidad del Congreso local para someter a juicio político a magistrados electorales, que se le hicieron desde diversos lugares. Que su estrategia fallara era una posibilidad muy concreta. Y nunca pensaron en una estrategia paralela de control de daños.

OTRO ERROR CON LA PRENSA

Desde el inicio de la semana pasada en el Gobierno y el Congreso del estado tuvieron la noticia de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fallaría a favor de los magistrados del Teqroo.

Ese fue el contexto en el que, el mismo día del fallo, se conoció una grabación en la cual Víctor Vivas habla con el consejero del Instituto Electoral, Sergio Avilés, para decirle que debía trabajar a favor de los intereses del ex gobernador Roberto Borge en la pasada elección de junio de 2016. La conversación, que transcribió integra el periódico Luces del Siglo, es una muestra de cómo el ex mandatario presionaba a todos para lograr sus objetivos, sin respeto alguno por las instituciones.

En algún otro lugar, una grabación de esa magnitud acabaría con varias carreras. Aquí solo alcanzó para que Víctor Vivas decidiera renunciar a la presidencia del Teqroo, pero no como magistrado.

En la desesperación por esa derrota jurídica y política el Gobierno jugó mal sus cartas. El manejo de la prensa fue erróneo. El Gobierno movió todo su aparato para atacar el fallo del TEPJF. Hasta se llegó a poner en duda la honorabilidad del Tribunal. ¿Tenía sentido tanto encono para esconder que simplemente hubo un fallo en contra del Congreso? No lo tenía, fue una exageración.

Se quiso encerrar al estado de la realidad nacional. Una suerte de “quintanarroismo” mediático, que consiste en que si vienen malas noticias de afuera, nos encerramos en estas fronteras con nuestras propias mentiras. Tapar el sol con un dedo, se le llama a eso.

Esa era una táctica usual de Roberto Borge, que también utilizó el ex gobernador Joaquín Hendricks cuando quiso desaparecer el Ayuntamiento de Cancún que presidía Juan Ignacio García Zalvidea, y la SCJN le fallo en contra.

La forma en que varios medios trataron la noticia fue un calco del borgismo y de aquella táctica de Hendricks. Un deja vu peligroso y preocupante.

Mentiras u operaciones de esa magnitud duran muy poco tiempo. No necesita el Gobierno acudir a esas estrategias que son erróneas y que lastiman la credibilidad de unos y otros. Allí también debe generarse un cambio.

¿SE ANIMA FÉLIX A LA BATALLA ELECTORAL?

Alrededor de Félix González Canto aseguran que el Senador valora la posibilidad de presentarse a competir por la diputación federal del Distrito Electoral I, con cabecera en Playa del Carmen, y que incluye Cozumel. Lo animan la batalla recientemente ganada, y, aseguran, encuestas que lo posicionan en condiciones de ganar.

Hasta el momento, ni el Gobierno ni MORENA, que podrían ser los competitivos en el Distrito, han mostrado sus cartas. Ciertamente, no aparecen figuras de peso para competir. Hay que ver, sin embargo, si el ex gobernador se anima a una campaña que va a ser feroz. A la distancia, parece que para unos y otros es demasiado lo que se puede ganar o perder en la elección de 2018.

La buena noticia para el Gobierno, sin embargo, es que el felixismo no planea, aún, hacer oposición pública. Continuará con su sorda batalla en las sombras, que le está dando resultado. El espacio público es todo del Gobierno, que no tiene que discutir casi con nadie lo que hace bien o mal.

Liga original de La Opinión de Quintana Roo

Gana felixismo una batalla crucial

Hugo Martoccia

Analista político de vasta trayectoria, inició su carrera periodística en el periódico de Cancún, La Voz del Caribe; trabajó para la agencia internacional EFE; fue corresponsal durante muchos años de La Jornada; y en Argentina, ha escrito para prestigiados medios como Página 12, Revista Noticias y Crítica, entre otros.  Fundador y director general de La Opinión de Quintana Roo.

Dejar una respuesta