Inicio Noticias Especial | Más de 300 tiraderos de basura ponen en riesgo al...

Especial | Más de 300 tiraderos de basura ponen en riesgo al medioambiente

Compartir

Más de 300 sitios clandestinos tiraderos de basura a cielo abierto, que algunos municipios llaman “relleno sanitario”, han puesto en riesgo al medioambiente, afirma el biólogo carrilloportense, Omar Martínez Castillo.

Explicó que el tiradero de basura a cielo abierto es un lugar que si no se maneja adecuadamente es propenso para la propagación de plagas, de enfermedades por los gases tóxicos, de la contaminación por la filtración de los lixiviados.

Según La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en Quintana Roo anualmente se producen alrededor de 640 mil toneladas de basura, de las cuales sólo el 70 por ciento es llevada a los “rellenos sanitarios”.

No cumplen con normativas internacionales

Los proyectos de los rellenos sanitarios en Chetumal, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, Tulum, Solidaridad y Cancún, no cumplen con las especificaciones internacionales en cuanto al cuidado del medio ambiente. Por ejemplo, el relleno Intermunicipal de Othón P. Blanco-Bacalar- Carrillo Puerto, se estima que reciba alrededor de 80 toneladas de basura por día, se ubica en una zona entre las poblaciones de Cafetal y Limones, pero no se ha terminado de construir, pese a que los recursos han fluido.

En  Tulum, los habitantes, hoteleros y empresarios mencionan que es urgente que entre en operaciones el Centro Integral de Residuos Sólidos, que se construyó ya hace dos años a unos 14 kilómetros al sur de la cabecera municipal con un de inversión de aproximadamente 20 millones de pesos. Tiene una superficie total de diez hectáreas donadas por el ejido Tulum para la construcción de una celda con una superficie de 12 mil metros cuadrados, obras en las que se invirtieron más de 20 millones de pesos y se estima que tendrá una capacidad de recibir unas 29 mil toneladas  de desechos.

Un ambientalista preocupado y ocupado por Tulum, Juan de la Torre, quien ha hecho conciencia desde el 2007 para cuidar el medio ambiente con el proyecto “El latido de la Tierra”, explica que se recogerá de los expertos sus experiencias y se hará conciencia por medio de videos patrocinados por los ciudadanos de la importancia de poner manos a la obra, “porque Tulum debe dar el ejemplo”.

En Solidaridad tienen problemas con la cuarta celda del relleno sanitario, que estaba programada con una vida útil de dos años, para recibir los residuos sólidos que se generan en la comuna, pero que ya da signos de vencimiento, aunque se dijo que en esa infraestructura se invirtieron 9 millones de pesos.

PREOCUPACIÓN INTERNACIONAL

El mes pasado, 12-14 de noviembre, el Grupo de Trabajo de Gobernadores sobre Clima y Bosques (GCF Task Force), de La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, organizó una reunión de planeación con socios y representantes de gobiernos estatales para diseñar esquemas de gestión de los proyectos a implementarse en México durante el 2019.

El GCF Task Force, red internacional de gobiernos de los estados, promueve el enfoque de trabajo jurisdiccional hacia la transición a un desarrollo de bajas emisiones y la reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal (REDD+). En este proyecto Quintana Roo se unió al grupo de trabajo junto con Campeche, Chiapas, Jalisco, Oaxaca, Tabasco y Yucatán.

La preocupación es en los estados de la Península, pues aquí se cuenta con el Gran Acuífero Maya, además de la selva de la zona sur de Quintana Roo que ya presenta devastación.

POSIBLES MULTAS DE AUTORIDADES DEL MEDIO AMBIENTE

En estos rellenos sanitarios intermunicipales se depositan residuos sin ninguna separación, lo mismo sólidos que líquidos, orgánicos e inorgánicos; pues en la mayoría de ellos se carece de una correcta separación de la basura, la quema de los gases que genera la fermentación de la misma y el manejo de los lixiviados, que se filtran al manto freático.

En caso que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), se interese en los casos de daño ambiental, pueden llegar al extremo que los inspectores fundamenten sus acciones en el artículo 170 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (Lgeepa), la clausura total temporal de todas y cada una de las obras de estos proyecto.

Si el proyecto inspeccionado contraviene lo dispuesto en los artículos 28 de la Legeepa y 5° de su Reglamento en materia de Evaluación del Impacto Ambiental, los cuales establecen que las obras y actividades de competencia federal requieren previamente contar con la autorización en materia de impacto ambiental para su desarrollo, incluido en ello la etapa de operación, podrían ser clausurados.

De hallar responsabilidad en los actos de impacto ambiental, el o los responsables podría hacerse acreedor a una multa equivalente de 30 hasta 50 mil Unidades de Medida y Actualización, de conformidad con lo establecido en el artículo 171, fracción I, de la Lgeepa (2 mil 550 pesos a 4 millones 250 mil pesos).

Dejar una respuesta