Inicio Noticias En derechos de autor hay desconocimiento de autoridades y ciudadanos: Hugo Alday

En derechos de autor hay desconocimiento de autoridades y ciudadanos: Hugo Alday

Compartir

Cancún, Quintana Roo.- Cada 11 de octubre, desde el 2017, la Cámara de Senadores instauró y celebra el “Día Nacional de Combate al Contrabando y Delitos en Materia de Derechos de Autor”, una efeméride que promueve la legalidad y erradicación de la piratería.
La Organización Mundial de Comercio (OMC) define a la piratería como la reproducción no autorizada de materiales protegidos por derechos de propiedad intelectual (como derecho de autor, marcas de fábrica o de comercio, patentes, indicaciones geográficas, etc.) hecha con fines comerciales, y comercio no autorizado de los materiales reproducidos.

Cifras alarmantes

Las cifras son alarmantes, en México, 41.9 millones de mexicanos mayores de 18 años que viven en localidades de más de 15 mil habitantes, (81.2% de dicha población) gastaron 20.9 mil millones de pesos en productos pirata tales como música, películas, software, fotografías, pinturas, esculturas y libros tanto físicos como digitales en 2016, estimó la Encuesta para la Medición de la Piratería en México, con metodología del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) comisionado de la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura A.C. (CALC).
El abogado Hugo Alday, especialista en Derechos de Autor explica que existe un desconocimiento de los ciudadanos a lo que son los derechos de autor, qué contenido es el que protegen los derechos de autor. Y explica: “Los derechos de autor son plurales porque se dividen en dos ramas: Derechos morales y derechos patrimoniales”.
Para el abogado, como ciudadanos tenemos temas graves, “como el desconocimiento generalizado de la sociedad de los mismos desarrolladores o creadores de obras protegidas por el derecho de autor y de las autoridades”.

Piratería genera más de 43 mil millones de pesos anuales

Hugo Alday, con voz pausada y aire de profesor, afirma que existe un desconocimiento y descontrol en cuanto a que es propiedad industrial, que es el derecho de autor y sus alcances, también sobre el bien jurídico tutelado de cada uno de éstos y lamentablemente ante este desconocimiento cuando estamos ya en un proceso judicial por la protección de alguna obra o marca, pues vienen las confusiones en los jueces.
Un análisis realizado por la Cámara de Senadores dado a conocer la semana pasada, destacó que la piratería deja una pérdida de más de 43 mil millones de pesos anuales, sin contar el valor de las mercancías confiscadas; menciona que en la última década se han perdido alrededor de 2.5 millones de empleos por este delito.
Datos arrojados por la Encuesta para la medición de la piratería en México estima que 41.9 millones de mexicanos consumieron algún tipo de piratería de manera digital o física durante el 2017.

Impactos hasta en la salud

De acuerdo con datos oficiales, el problema de la piratería en México ha llegado a niveles alarmantes, los cuales afectan directamente con el sector del vestido, vinos, licores, cigarros, pero sobre todo la industria del entretenimiento se relaciona directamente con el incremento de la delincuencia y del crimen organizado, así como impactos negativos en la salud y seguridad de consumidores.
La Dirección de Comercio Exterior en México, hace tres días dio a conocer que las medicinas y los productos de uso personal (crema, pasta de dientes, shampoo, entre otros) han incrementado su falsificación en los últimos años.

Conocimiento sobre los Derechos de Autor es la solución

Para el abogado Alday el problema es muy grave, pues el desconocimiento de las autoridades es mayúsculo. “Hay casos como en Yucatán de plagio de obra, en Quintana Roo también, obras plagiadas, infracciones de marcas y derecho de autor. Y las autoridades no logran colocar el supuesto jurídico normativo, es decir, el contenido del artículo en el hecho concreto. Esto sucede por desconocimientos de las autoridades y los ciudadanos”.
Parte de la solución de la erradicación de la piratería es que tanto autoridades como ciudadanos entiendan y conozcan sus derechos y de que van los derechos de autor, comenta Hugo Alday.

Y abunda: “por lo general hay un descontrol cuando las personas se sienten víctimas de plagios o de derechos de autor, y acuden a un abogado que si desconoce la materia, van a recibir una asesoría indebida y muy débil. En muchos casos no acuden a las instancias correspondientes. Pueden ir a la Secretaría de Economía, al Indautor, Imco, o se pueden ir a la vía civil o incluso al fuero común, a pesar de que los jueces muchas veces no tienen conocimiento de la materia, por lo general es materia federal, pero muchos no alcanzan a visualizar la posibilidad del delito federal”.
El estudio cuantitativo realizado con metodología del ITAM para la CALC da la razón a Alday, en 2017 se estimó que 9 millones de mexicanos consumieron libros de manera ilegal. De estos, 6.8 millones, (44% de los consumidores de libros físicos), compraron un libro apócrifo con gasto promedio de $124.25 pesos. 4 millones de consumidores de libros descargaron ediciones piratas con una mediana de dos ocasiones por año; para el 78% de dichos consumidores, estos libros fueron adquiridos gratis.

Películas piratas
También la encuesta para la Medición de la Piratería en México estimó que 34.8 millones de personas, es decir 67.5% de mexicanos adquirieron películas pirata, también se estimó que 31.3 millones de mexicanos mayores de 18 años que habitan en localidades mayores de 15 mil habitantes, del cual el mayor grupo de consumidores son mexicanos de entre 18 y 24 años, gastaron alrededor de $57.39 pesos en promedio en la última ocasión para obtener películas en físico; en tanto que en digital, 15.4 millones de consumidores descargaron con una mediana de 5 películas al año vía Internet, y en 81% de las ocasiones fue gratuito.
Así las cifras de la piratería en México, en el marco del “Día Nacional de Combate al Contrabando y Delitos en Materia de Derechos de Autor”.

Dejar una respuesta