Inicio Ecología Ecología | El problema del sargazo fue una muestra de lo que...

Ecología | El problema del sargazo fue una muestra de lo que podemos esperar ante el cambio climático: INECC

Compartir

A pesar de que hacen falta más estudios específicos sobre las afectaciones que tiene el cambio climático en esta zona del país, con la crisis de sargazo que se vivió en Quintana Roo y el Caribe, ya tuvimos una muestra de lo que podemos esperar, aseguró María Amparo Martínez Arroyo, directora del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

“El fenómeno del sargazo, que esté o no relacionado con el cambio climático, lo que está muy claro es que es el tipo de eventos que estamos esperando, que sean distintas especies que empiecen a actuar diferente”, indicó la especialista.

Destacó que los fenómenos asociados con el cambio climático solo vienen a acentuar problemáticas que de por sí ya existen, por lo cual es importante actuar en consecuencia mediante análisis y datos para medir estas afectaciones a fin de tomar las acciones necesarias para la mitigación.

Entre estos parámetros, apuntó, es necesario identificar los puntos de vulnerabilidad en cada zona, por ejemplo, en el caso de Quintana Roo, temas como el nivel del mar, la disponibilidad del agua, las enfermedades por vectores y los desacoplamientos de poblaciones vegetales y animales.

Mitigación, necesaria

Lo anterior ocurrió durante el arranque del Noveno Congreso Internacional de Investigación en Cambio Climático, en la Universidad del Caribe, donde la funcionaria federal dio la charla inaugural en la que habló sobre los impactos de este fenómeno en la región sur sureste de México y las acciones que están ejerciendo las autoridades.

En este sentido, la especialista afirmó que los estados de la Península han trabajado bien en cuanto a regulaciones y programas ambientales, sin embargo, es cuestión de que estas medidas se apliquen correctamente.

Aseguró que el monitoreo y los estudios específicos de la situación en cada entidad dependen directamente del gobierno estatal, pero ha notado que hay disposición para trabajar en estas problemáticas.

Cuestionada respecto a la oportunidad real de restaurar o preservar ciertos sistemas que se han visto afectados, como en el caso de los arrecifes coralinos, Martínez Arroyo afirmó que sí es posible siempre y cuando se haga bien, con constancia, inyectándole los recursos suficientes y, principalmente, con planeación. Los ecosistemas pueden ser aprovechados, pero de forma sustentable, apuntó.

“Hay que conocerlos y tener todas las actividades turísticas, por ejemplo, adecuadas a un cuidado de la naturaleza. Tenemos que cambiar nuestra cultura y volvernos conscientes de que nuestra supervivencia depende de los ecosistemas”, finalizó la especialista.