Inicio Noticias BJ | Inundan las denuncias de irregularidades en la desarrolladora de viviendas...

BJ | Inundan las denuncias de irregularidades en la desarrolladora de viviendas “Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, SA de CV”

Compartir

 

Cancún, Quintana Roo.- La inmobiliaria reconstruida por el gobierno del Estado y el Ejido Bonfil el 19 de julio de 2018 para el desarrollo de viviendas, “Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, SA de CV” se ha visto envuelta en una serie de irregularidades que fueron denunciadas hoy por el presidente del Comisariado Ejidal, Luis Martínez Rocha, ya que existe venta de tierras por arriba de su precio y la negativa de devolver a Bonfil más de 100 hectáreas que les pertenecen.
En un documento dirigido a la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo (Agepro) y a su titular Eduardo de Jesús Ortiz Jasso, fechado el pasado 18 de diciembre pasado, “en su calidad de socio minoritario y como parte integrante del Consejo de Administración de la empresa Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, S. A de C.V.”, los integrantes de la mesa directiva del Ejido solicitan que se firme el acta protocolaria para formalizar la devolución de 113 hectáreas al núcleo ejidal.
Según el propio documento, firmado por el presidente del Comisariado Ejidal, Luis Martínez Rocha; por la secretaria, Antonina Segovia Sánchez y por el tesorero, Víctor Nava Vera, se les notificó a los interesados “para llevar a cabo la firma de protocolo sobre la transición de las hectáreas arriba señaladas en la notario público número 120, el día martes, 14 de enero de 2020, a las 13:00 del día”; solicitud que no cumplió la Agepro del Gobierno del Estado, ni el consejo de administración de Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, S. A de C.V que preside Marcos Alemán Torres.

EL CONFLICTO ES LA RENDICIÓN DE CUENTAS

Luis Martínez Rocha explicó que en total se destinaron para estas negociaciones 198 hectáreas, de las cuales 85 se dieron “a cuenta de utilidades o por concepto de pago de acciones del capital social, respectivamente”.
Ahora manifiestan su inconformidad con Eduardo Ortiz Jasso, director general de la Agencia de Proyectos Estratégicos del Estado, pues no quiere responder ante las autoridades ejidales y socio mayoritario de los manejos de las 85 hectáreas; por eso es que solicitan las indagaciones sobre el manejo de la inmobiliaria Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, de la cual posee el 30 por ciento, mientras que el ejido es dueño del 70 por ciento restante.
Pero no solo eso, sino que también se tiene una deuda de miles de millones de pesos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por el pago de impuesto por parte de la empresa Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, S. A de C.V, pago que no cumplió el presidente del consejo de administración, Marcos Alemán Torres, ni el socio minoritario, la Agencia de Proyectos Estratégicos del Gobierno de Quintana Roo que dirige, Eduardo Ortiz Jasso.

HECTÁREAS COMPROMETIDAS

A decir del Comisariado Ejidal, Luis Martínez, la empresa Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, S. A de C.V y la Agepro no quieren regresar las 113 hectáreas porque “ya las tienen comprometidas, a sabiendas que no son dueños, sino son de los ejidatarios, porque el mismo, Marcos Alemán le entregó a cada ejidatario una carta de posesión que no quiere reconocer; les quieren dar un dinero muy poco a los ejidatarios”.
El conflicto lleva más de diez años y pensaron que con un nuevo acuerdo en 2018 se podría solucionar el problema de las tierras, pero no fue así, al contrario, parece que se quieren quedar con las tierras del ejido y el patrimonio de los herederos de Bonfil.
Enfatizó que se llegó al acuerdo de parar todas las ventas de tierra, pues la posesión la firmaban el Consejo de Administración y el socio minoritario; pero ahora debe llevar la firma del socio mayoritario que es el Ejido Bonfil y sus Anexos.
Temen que sus tierras sean embargadas por el SAT, pues se tiene adeudo. También dijo que ya hablaron con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador para ver la manera de llegar a un acuerdo con el pago de los casi mil millones de pesos que se deben.
“Le pedimos al señor López Obrador la condonación de los créditos fiscales, hay un descuento, viene un gran apoyo, porque ya no hay condonación de impuestos”, concluyó.

(Con información de Agencia SIM).