Inicio Crónica Artículo | Los “hombres malos” nos han quitado la tranquilidad | Por...

Artículo | Los “hombres malos” nos han quitado la tranquilidad | Por Carlos Matus (MuchaFoto)

Compartir

Por Carlos Matus (Publicado originalmente en MuchaFoto)

Solo eran tres estudiantes de cine. Solo estaban buscando locaciones para hacer una tarea. Solo tuvieron el infortunio de que se les descompusiera el coche. Cometieron el error de estar en el lugar equivocado y toparse con la gente equivocada ese 19 de marzo en Jalisco. Hoy se sabe su paradero: fueron disueltos en ácido por integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación. ¿Su pecado?, que el coche en el que iban se les descompusiera cerca de una propiedad de este grupo criminal.

Más de un mes después se sabe que fueron torturados por ocho personas y posteriormente asesinados y con ellos dejan en evidencia que cada vez es más peligroso vivir en México, pero también dedicarte a hacer lo que amas sin miedo, ni temor, sin importar si eres periodista o estudiante universitario, o incluso un amante de la fotografía.

Sueños incumplidos

Resultado de imagen para estudiantes cine

Sus nombres fueron Marco Francisco García Avalos, Jesús Daniel Díaz García y Javier Salomón Aceves Gastleum. Tenían un sueño: ser los próximos Cuaron, Iñarritú, Del Toro, Lubezky.

A este caso también hay que sumar el asesinato de David Alfonso Correa en el 2015, fotógrafo asesinado de forma sorpresiva en Michoacán cuando realizaba una sesión de bodas en un paraje. Su asesino huyó, pero las investigaciones apuntaban a sembradíos de amapola en la zona que él desconocía.

Incluso, está el caso de Bárbara McClatchie Andrews, fotógrafa de National Geographic asesinada de forma extraña en octubre del 2016 mientras viajaba de Cancún con destino a Mérida.

Todo esto deja en evidencia una cosa: ya no es seguro hacer lo que más nos puede apasionar, ya sea grabar un vídeo o tomar una foto, o incluso solo salir a caminar o acampar sin estar en riesgo.

La violencia alcanzó a Quintana Roo

Y esto también lo vivimos en Quintana Roo, no es solo un fenómeno “en el norte del país”, sino que la violencia nos alcanzó y no solo en forma de lucha entre cárteles criminales, sino hasta en nuestra vida diaria y esparcimiento.

Buscaban la vía láctea y encontraron peligro

https://estaticos.muyinteresante.es/media/cache/760x570_thumb/uploads/images/pyr/55520750c0ea197b3fd51387/slide-galaxia-andromeda.jpg

Hace unos meses, un grupo de fotógrafos, entre los que nos incluimos desde los que laboramos en medios de comunicación, sesiones de bodas, hasta ingenieros y licenciados, decidimos salir de Cancún a buscar un lugar donde tomar fotos de la Vía Láctea.

Emprendimos con rumbo a la zona norte de Quintana Roo, específicamente en el municipio de Lázaro Cárdenas, zona maya.

Decidimos estacionarnos en un camino vecinal para poder colocar los tripies y cámaras y apuntar al cielo, sin embargo, comenzamos escuchar silbidos y lamparazos a lo lejos de personas desconocidas. No sabíamos que pasaba, pero nos pusimos nerviosos.

Al cabo de varios minutos, una camioneta se vislumbra a lo lejos y se detiene. Comienza a hacer señales con luces y no comprendemos.

Decidimos caminar un compañero (integrante del staff de MuchaFoto) y yo hacía la camioneta con las manos a la vista y lentamente, pues sabíamos que quizá podrían haber llegado a un lugar donde no éramos bienvenidos.

Lo que nos encontramos es a un hombre acompañado de su familia totalmente nervioso y le explicamos quienes éramos.

Malos hombres metidos en el campo

Resultado de imagen para cosechar marihuana

El señor se tranquilizó y siguió su camino, pero al final nos dijo “váyanse de aquí, aquí hay malos hombres metidos en el campo” y comprendimos que era el momento de movernos.

Semanas después, realizando un reportaje para un medio local, descubrí que la zona maya se ha convertido también en una zona de plantío de marihuana, donde las milpas son usadas como “fachada” para en medio de esos sembradíos, cosechar marihuana que es protegida por personas que ya son temidas en los poblados mayas en la zona norte de Quintana Roo.

Esta situación ha comenzado a asolar a poblaciones mayas, aquellas lejanas de las zonas turísticos, donde personas reclutan a jóvenes y adolescentes para cuidar plantíos ocultos en diversas zonas y amenazan a todo foráneo o local que transite por ahí.

Esta situación, que ya ha sido documentada por autoridades federales, no ha podido ser combatida por las autoridades estatales. Incluso hay reportes del ejército mexicano que reconoce la destrucción de plantíos de marihuana en la zona sur del estado, y decomisos de varios kilos de la hierba en la zona norte, por personas de origen maya.

Momentos de desasosiego

Esa noche sí hubo un momento de desasosiego, y luego de lo acontecido con estos tres jóvenes en el estado de Jalisco, no queda preguntarse si este tipo de situaciones no está lejos de presentarse en Quintana Roo.

¿Cuándo será la primera vez que pase algo como lo acontecido a estos jóvenes? es lo cruel de esto, que los “hombres malos” nos quitan la tranquilidad y la libertad de hacer lo que nos gusta.

Pues seamos sinceros, cuantos, de nosotros, fotógrafos, hemos escuchado de compañeros que han tenido problemas, o de zonas donde ya no es seguro ir a tomar fotografías.

Los “malos hombres” quizá ya han comenzado a quitarnos la tranquilidad de hacer lo que más amamos, pero quizá no lo habíamos asumido.

Desde MuchaFoto enviamos nuestras condolencias a las familias de los estudiantes y deseamos que su crimen no quede impune y todos los implicados sean sometidos a la ley.

Carlos Matus es Periodista con 10 años de experiencia en diversos medios de comunicación, ha sido jefe de fotografía y de información para diversos medios y agencias en el sureste mexicano. Actualmente, es jefe de información en Cancuníssimo, además de fundador del proyecto MuchaFoto, dedicado a empoderar la imagen periodística en la Península de Yucatán.

Dejar una respuesta